Comunidades


Periódico Judío Independiente
Luis Czysewski y Mario Averbuch, querellantes en causa Memorandum
“No se puede seguir pisoteando la justicia y la verdad"

Por Luciano Stilman, especial para Comunidades
Luis Czyzewski y Mario Averbuch, padres de Paola y Yanina,asesinadas en AMIA, dialogaron con Comunidades luego que el juez Lijo los aceptase como querellantes en la causa por encubrimiento. Dieron su visión de la denuncia de Nisman y la escandalosa muerte del fiscal , los motivos que tuvo el gobierno anterior para avanzar con el memorándum con Irán, y los nulos avances en la investigación por el atentado contra la AMIA.
Por Luciano Stilman, especial para Comunidades

A fines de febrero, el juez federal Ariel Lijo aceptó a Luis Czyzewski y Mario Averbuch, padres de Paola y Yanina, como querellantes en la causa por el supuesto encubrimiento de los iraníes acusados de atentar contra la AMIA que tienen pedido de captura internacional con circular roja de Interpol: Ali Fallahijan, ex ministro de Inteligencia de la República Islámica de Irán; Mohsen Rezai, ex jefe de la Guardia Revolucionaria; Ahmad Vahidi, ex jefe de la Fuerza Quds y ex ministro de Defensa; Mohsen Rabbani, ex agregado cultural de la Embajada de Irán en Argentina; y Ahmad Reza Asghari, ex tercer secretario de la misma sede diplomática. Aunque no pesan sobre ellos notificaciones de la Organización Internacional de Policía Criminal, también la Justicia argentina denunció como responsables del ataque a la mutual judía a Ali Akbar Hashemi Bahramaie Rafsanjani, ex presidente de Irán ( fallecido); Ali Akbar Velayati, ex ministro de Relaciones Exteriores; y Hadi Soleimpanpour, ex embajador en nuestro país.
Los acusados por el fiscal Nisman de realizar esta maniobra para favorecer a los supuestos implicados en el mayor ataque terrorista que sufrió Argentina son la ex presidenta Cristina Kirchner, el ex canciller Héctor Timerman, el diputado Andrés Larroque, el piquetero Luis D'Elía, el líder de Quebracho Fernando Esteche, Jorge "Yussuf" Khalil, dirigente que sería el nexo entre las autoridades iraníes y los voceros del poder político argentino, el ex fiscal y ex juez Héctor Yrimia, y el supuesto espía Ramón "Allan" Bogado.
Paralelamente a la decisión de Lijo, el fiscal Gerardo Pollicita, que tiene delegada la instrucción, pidió una batería de medidas de prueba (allanamientos, declaraciones testimoniales, cruce de llamadas, revisión del registro de visitas a la Casa Rosada, análisis de las celdas de las antenas de celulares para determinar dónde se encontraban los imputados mientras realizaban sus llamadas, entre otras) y agregó a la lista de imputados al ex ministro de Planificación, Julio de Vido, al ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Oscar Parrilli, al ex secretario Legal y Técnico Carlos Zannini y a la ex procuradora general del Tesoro, Angelina Abbona.

- ¿Por qué les surgió la necesidad de presentarse como querellantes en esta causa?
L.C.: Nosotros ya nos habíamos presentado como querellantes en la causa que lleva adelante el doctor Bonadío en la que se acusa al ex canciller Héctor Timerman de “traición a la patria”. Decidimos hacerlo también ahora luego de la resolución de Casación, que determinó abrir la causa original, la cual quedó a cargo del doctor Lijo. Ejercemos la función que tiene cualquier querellante: aportar todo lo que se puede para que la causa avance, controlarla, y colaborar con la investigación.
M.A.: Creo también que hay que destacar que es muy importante que se lleven adelante las pruebas que ya estaban pedidas por Pollicita en la causa ante el juez Bonadío, y las que ahora entiende que le pueden servir. .Tenemos que controlar y tratar de ayudar para que se hagan la mayor cantidad de pruebas, porque eso va a contribuir a que se sepa por qué se paró la causa AMIA y los procedimientos relativos a su investigación. Ese memorándum de desentendimiento fue una maniobra tendiente a tapar todo lo más posible a los efectos de que no se sepa nada y puedan tener amplio movimiento los iraníes y cuanta persona hubiese estado cerca de la causa AMIA desde sus comienzos. Esto le costo la vida a “Pepe “ Eliaschev.
- ¿Cómo ¿
M.A.: Digo que le costó la vida a porque había denunciado todos los pasos del canciller Timerman un año antes (NdR: la nota fue publicada el sábado 26-3- 2011 en el Diario Perfil con el título "Argentina negocia con Irán dejar de lado la investigación de los atentados" y fue la nota central en la portada de esa edición) cuando se estaban dando las charlas de Alepo, los presuntos entuertos para que después la presidenta Cristina Kirchner salga en ONU a decir pavadas. Al hacer esa revelación lo trataron mal y su amargura fue tan grande, porque decía la verdad, que le produjo los acontecimientos que se podría decir que lo enfermaron más, que lo llevaron a estar mal en función de toda la descreencia de lo que él había denunciado.
- ¿Cree que también la denuncia por encubrimiento le costó la vida al fiscal Alberto Nisman?
M.A.: No tengo ninguna duda.
- ¿Cuáles fueron sus sensaciones al leer la denuncia de Nisman contra la ex Presidenta?
L.C.: Creo que es una preocupación de todos los argentinos una denuncia de una gravedad inusitada, y también en el sentido que se haya hecho todo lo que se hizo para que no se abra. En definitiva, nosotros lo que planteamos en este momento, y que lo hicieron también todos aquellos que quieren, como nosotros, saber la verdad, es que acá no se está condenando a nadie, sino que fue una denuncia de tal magnitud que merecía ser investigada, y si aquellos que son acusados tuvieron algo que ver que se les aplique todo el rigor de la ley, y si no tuvieron nada que ver que la Justicia determine si puede o no ser la responsabilidad de los acusados.
M.A.: La primera sospecha que puede abrir es que si alguien no quiere, de cualquier manera y forma, abrir una causa o una prueba es porque algo tiene que ver con eso, o de algún modo le toca a su gente o a sus intenciones. Sino era mucho más simple y productivo hacer la prueba, decir que era una basura, que se hizo y se mostró que no servía, y no cerrar la causa como se compran las propiedades, a libro cerrado, sin averiguar, sin investigar, sin producir todo lo que está dentro de la misma.
- ¿Y por qué el juez Daniel Rafecas tomó esa polémica decisión?
L.C.: Rafecas no hizo honor al cargo que tiene y eso fue realmente un daño enorme para la República.
M.A.: Él no tomó la causa, simplemente lo que hizo, como muchos jueces del anterior Gobierno, es tomar los dichos de quienes nos dirigen y hacer lo que ellos dicen que hagan. Es muy distinto trabajar libremente que cumplir órdenes
- ¿Rafecas estaba obedeciendo una orden política de la ex Presidenta?
M.A.: Eso corre por su cuenta.
- ¿Entonces el memorándum era una herramienta que sólo sirva para darle vía libre a los sospechosos iraníes?
M.A.: No solamente era ese el objetivo, sino que el haber mancillado la democracia, la soberanía, la Justicia, la jurisdicción, me parece que son bienes intocables para cualquier persona, mucho más si estamos hablando del Gobierno de la Nación, que se presume nos está cuidando para que tengamos una Justicia cada día mejor.
- ¿Por qué creen que constantemente se intentó desautorizar la labor de Nisman y, luego de su muerte, también el ataque a su persona?
L.C.: Todo lo que se dijo a partir de que Nisman hizo la denuncia pienso que fue para desautorizar su presentación. Estoy absolutamente convencido que Nisman fue quien escribió esa denuncia, pero yo no presencié ese momento de igual forma que quienes dicen que no la escribió.
- ¿Cuánto perdió la investigación de la causa AMIA con la muerte de Nisman?
L.C.: Yo eso no puedo medirlo. El fiscal estaba haciendo su tarea, logró avanzar en un tema y no en otro. La conexión internacional y la acusación a Irán fue un avance mayúsculo, y eso hay que reconocerlo. Por otro lado, él mismo decía que en la conexión local no se había logrado avanzar y que era una deuda que tenía. Con su muerte se perdió a un fiscal que estaba investigando el atentado a la AMIA y todo lo que es conexo, y eso es una pérdida significativa. Independientemente, no debemos olvidarnos que falleció un fiscal de la República en circunstancias que todavía hoy no se saben, y el papá de dos hijas que hoy no pueden disfrutarlo.
M.A.: Creo que lo principal que perdió la investigación que llevaba adelante Nisman es el hilo de los acontecimientos, porque él los sabía prácticamente de memoria después de estudiar 15 años detalle por detalle alrededor de todo el mundo, y saber qué es cada cosa, dónde está y qué se hizo.
- ¿Cómo ha avanzado la investigación de la causa AMIA luego del fallecimiento del fiscal?
M.A.: Lo único que yo podría decirle es que hubo un ordenamiento de cosas que ya estaban en la causa para mostrarlas de una forma más satisfactoria para la luz pública, pero realmente no hay nada nuevo salvo el último informe sobre uno de los fallecidos.
- Y seguimos con una deuda pendiente de todos los poderes del Estado
L.C.: Los poderes públicos van a estar en condiciones de haber cumplido con su tarea el día que sepamos toda la verdad, quiénes fueron con nombre y apellido absolutamente todos los que tienen algo que ver, y estén donde tengan que estar. Hasta ese día todos los poderes públicos están en deuda con los fallecidos, con los familiares, y con la sociedad argentina.


Número 617
Página Principal
Nros. Anteriores
Imprimir Nota




Comunidades
Periódico Judío Independiente

www.comunidades.delacole.com
E-mail: periodicocomunidades@gmail.com

Editores y Directores
Dr. Alberto J. Rotenberg - Prof. Natalio Steiner

Domicilio Postal
Casilla de correo Nro. 49 - (1872) Sarandí - Prov. de Bs. As

Teléfonos
4864-8738 (por la tarde)

Representantes en el Interior
Villa Angela (Chaco): Jacobo Garber - Moisés Ville (Santa Fe): Pedro Balhorn. Tel.: (03409) 42-0189.
Rosario: Saúl Bloj. Tel.: (0341) 433-1254. - Concordia: Batia Enguelberg. Tel.: (0345) 421-9822

Difundimos gratuitamente todas las actividades comunitarias.
Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de los artículos de este periódico sin mencionar su origen.
La notas firmadas no representan necesariamente el modo de pensar de los Directores.

Registro Propiedad Intelectual
Nro. 206.708