Comunidades


Periódico Judío Independiente
Cómo mejorar la educación
Por Susana Grimberg, Psicoanalista, escritora
“Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones para que puedan aprender.”(Albert Einstein).

En el momento de concluir el año escolar, he elegido hablar de los problemas surgidos por la evaluación educativa. A mi parecer, es notable la resistencia que, tanto algunos docentes como padres, opusieron contra la Evaluación Aprender 2016 porque es muy importante saber en qué estado se encuentra la educación. En verdad, esta evaluación que debería realizarse todos los años, permitiría, corregir errores y planificar las actividades futuras. Llevada a cabo en 31.000 establecimientos públicos y privados de todo el país, destinada a 1.400.000 alumnos, apuntaría, además de analizar la realidad, a saber cuáles serían, en el futuro inmediato, los pasos a dar. Al no tener datos valederos, no es sencillo encontrar soluciones adecuadas.
Como el médico, muchas veces suele necesitar de una radiografía para implementar el tratamiento a seguir, el docente, también necesita tener un panorama claro de lo que está ocurriendo en la educación, tanto en el país, como en cada provincia o intendencias.
Preocupan las opiniones malintencionadas de ciertos políticos y, también, las tomas de colegios por parte de alumnos y de padres y los cortes de calles, organizados por algún grupo de maestros y profesores. En mí opinión, es evidente lo absurdo de esta posición sostenida por quienes sólo ven, en evaluar, una persecución y no una oportunidad para crecer.
En el diario La Nación, un cronista dijo que llama la atención que se piense que con esta evaluación se limitarán derechos. “Es como pensar que un especialista de la salud pida un estudio médico para enfermar al paciente y no para diagnosticar con más precisión su enfermedad, de modo de encarar el mejor tratamiento posible.”
Es cierto que se filtraron preguntas de la evaluación Aprender 2016 antes de la prueba pero es un hecho más a tener en cuenta porque la “apioladas” o “la viveza criolla”, desmerecen cualquier intento que apunte a mejorar la educación. La “apiolada” forma parte de la violencia que se comprueba en la misma escuela.
Desde los años setenta, la violencia en las escuelas, ha ido en aumento tanto en los Estados Unidos como en casi la totalidad de Europa. También en la Argentina, como consecuencia de la crisis social, cultural y familiar que se está sufriendo. Ya no es noticia que en las escuelas haya niños o jóvenes que se comportan agresivamente, que llevan armas, que venden y consumen drogas, que roban a otros estudiantes o que golpean a sus maestros.
A mí parecer, es importante proteger lo históricamente logrado para mejorar la carrera docente pero, también lo es, ver la manera de poder discutir, repensar lo realizado, con-versar con, en este caso, los políticos para intercambiar ideas, aportar proyectos nuevos en procura de una mejora para la educación.
En el diccionario etimológico de Corominas, leemos que la palabra “maestro”, deriva del latín magíster, “maestro, el que enseña”, también “jefe, director”. Según esta acepción, el maestro enseña, transmite y comparte no solo su saber sino que muestra, con su ejemplo, un modelo al cual acceder y un ejemplo para seguir.

Otro tema del cual poco se habla, es de la falta de maestros a causa del retiro, muchas veces temprano, por la jubilación de los titulares y la falta de reemplazantes graduados. Al menos en 300 establecimientos de esta ciudad, están en la situación que acabo de describir. Por este motivo, de los docentes que los reemplazan, sólo un 70% tienen los estudios cumplidos. La carencia de formación de los reemplazantes, la perciben, sobre todo, los chicos más sensibles a los cambios. Su incidencia en los procesos de aprendizaje y en la disciplina, son notables. Por otra parte, como las tecnologías evolucionan más rápido que la capacitación de los jóvenes docentes que deben enseñarlas, la educación queda por fuera de los avances en este tema.

Alumnos-maestros
Quiero comentar, también, un hecho con el cual me identifiqué por haber enseñado a alumnos con dificultades, hace más de cuarenta años. Desde hace un tiempo, alumnos de los últimos dos años del Colegio Nacional de Montserrat, dependiente de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), vienen colaborando con el aprendizaje de chicos que cursan de 4º a 6º grado del nivel primario en escuelas públicas, alumnos pertenecientes a los sectores sociales vulnerables. El programa esta centrado en dos materias básicas: lengua y matemática, y se realiza en la escuela Roque Sáenz Peña, de la capital cordobesa.
En el sistema "de tutores", participan 40 estudiantes de la universidad que, se han preparado durante un semestre con profesores de Psicología y Ciencias de la Educación de la UNC, más el aporte del área de Extensión Universitaria.
En este proyecto, puesto en marcha en el 2008, cada tutor trabaja con dos alumnos, muy importante para consolidad la enseñanza y facilitar el logro de conocimientos, luego de lo cual, los chicos aprenden a valerse solos. Los chicos de la primaria son elegidos para recibir apoyo de acuerdo con la necesidad que advierten sus docentes y, la participación, es voluntaria.
La experiencia es tan valiosa que, seguramente, más adelante, merecerá una calificación más apropiada.

Quiero concluir con esta pregunta del Talmud;
“El pan sin estudio ¿qué es?
Pero, ¿qué es el estudio sin pan?”

Y con estas palabras de Federico García Lorca:
“No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social”.
(Medio Pan y un Libro. Al pueblo de Fuente Vaqueros (Granada). Septiembre de 1931.)




Número 613
Página Principal
Nros. Anteriores
Imprimir Nota




Comunidades
Periódico Judío Independiente

www.comunidades.delacole.com
E-mail: periodicocomunidades@gmail.com

Editores y Directores
Dr. Alberto J. Rotenberg - Prof. Natalio Steiner

Domicilio Postal
Casilla de correo Nro. 49 - (1872) Sarandí - Prov. de Bs. As

Teléfonos
4864-8738 (por la tarde)

Representantes en el Interior
Villa Angela (Chaco): Jacobo Garber - Moisés Ville (Santa Fe): Pedro Balhorn. Tel.: (03409) 42-0189.
Rosario: Saúl Bloj. Tel.: (0341) 433-1254. - Concordia: Batia Enguelberg. Tel.: (0345) 421-9822

Difundimos gratuitamente todas las actividades comunitarias.
Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de los artículos de este periódico sin mencionar su origen.
La notas firmadas no representan necesariamente el modo de pensar de los Directores.

Registro Propiedad Intelectual
Nro. 206.708